Blogia
comunicasocial

Historieta

Historieta

 

La historieta se puede definir como lo hace Courtés en “Análisis semiótico para el discurso”:

“[…] como una unidad narrativa que se expresa tanto visualmente como por medio de un texto escrito bajo forma de diálogos, onomatopeyas, descripciones, comentarios […] El trazo característico y definitorio del cómic (…) es la secuencialidad de las imágenes alineadas (generalmente) sobre el plano horizontal” (COURTÉS en DEAMICI, 2003:70)

 

Por lo tanto, la historieta o cómic es un texto sincrético, es decir que se construye con la integración de dos lenguajes independientes: palabra escrita – imagen. La historieta se construye con determinados personajes (humanos o no, reales o ficticios) a quienes se les otorgan determinadas características, a quienes se los ubican en un determinado tiempo y espacio y quienes sufren cambios de estados.

 

“Toda historieta se construye como una realidad particular. Se proyecta como un artificio cultural narrativo que toma prestado elementos del mundo real para recrearlos, acomodarlos e integrarlos según convenciones propias.” (DEAMICI, 2003:8)

 

 

 Nacimiento y desarrollo

 

El cómic nació en EEUU como consecuencia de la rivalidad existente entre dos grandes periódicos: el World y el Morning Journal. El periódico World, en 1893 creó un suplemento dominical con dibujos en una serie de viñetas, sin narración secuencial y con intención caricaturesca. En esta serie comenzó a tomar cuerpo un niño calvo. Orejudo y vestido con un camisón de dormir, quien se expresaba con escritos en su camiseta en lugar de globos. En 1896 este camisón fue amarillo y la historieta fue bautizada como Yellow Kid.

En EEUU las historietas comenzaron en diarios populares como cómic-tips, recién a fines de la primera década del S XX aparecieron revistas de historietas. Por su parte, en Argentina, la historieta aparece en 1912 en revistas de actualidad como Caras y Caretas, PBT, El Hogar, o La Novela Semanal. El éxito de las historietas en nuestro país fue muy grande, por lo que en la década del ’20 aparecieron las primeras revistas dedicadas exclusivamente al cómic.

De esta manera, tanto en nuestro país como en EEUU, las historietas fueron un producto para todos, a diferencia de Europa, en donde las historietas eran para los niños. Así, las historietas en América estuvieron dirigidas a un público masivo y heterogéneo.

 

 

Su desarrollo en la Argentina

 

El auge de la historieta en la Argentina se produce en la década del ’40 y ’50, cuando el mercado comenzó a exigir un trabajo de producción separado en fases: argumento por un lado, diseño de diagramación y dibujo por otro. Las tiras de esta época fueron: Patoruzito, Misterix e Intervalo.

En el ’70 el diario Clarín comienza a publicar una página entera de los trabajos de Caloi, Crist, Bróccoli y Fontanarrosa, apareciendo personajes como Inodoro Pereyra y Boogie, el aceitoso. De esta manera, el humor cobra “[…]un concepto más satírico, menos ingenuo y más metido en lo político” (SENDRA en DEAMICI, 2003:5)

Ya en las últimas décadas del S. XX la televisión, el video, el cable y las tecnologías digitales desplazaron a la historieta a un segundo plano en el consumo masivo.

 

Daniela Aloy - Anahí Olguín

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres